ENSALADA DE PIMIENTOS CONFITADOS

En Recetas

La ensalada es uno de los platos imprescindibles que no faltan en la dieta mediterránea. Nutritivas, ligeras, fáciles de preparar, permiten una variedad casi infinita de ingredientes: hortalizas, verduras, legumbres, fruta, pasta, cereales, frutos secos, queso,  huevo, jamón cocido, pollo asado, pescado en conserva…

Cuando pensamos en el término “ensalada”, seguramente lo primero que visualizamos en nuestra mente son los ingredientes “verdes”, pero el concepto de ensalada va más allá. Aunque la ensalada está catalogada principalmente como plato frío, también existen las ensaladas tibias, o aquellas que combinan ingredientes fríos con alguno caliente, lo que supone un contraste muy interesante.

Uno de los ingredientes que convierten la ensalada en un plato muy especial, son los pimientos asados, como por ejemplo los pimientos confitados La Tejea, que encontrarás en Mundisa.

Los pimientos previamente asados y después confitados, ofrecen uno de los sabores más extraordinarios que puede esperarse. Son tan exquisitos que pueden acompañar todo tipo de carnes y pescados, especialmente la ventresca de atún en la ensalada, convirtiéndola en un plato “gourmet”.

ensalada pimientos confitados

Conociendo las propiedades de los pimientos confitados

Hay que partir de la base que los pimientos confitados siempre se asan previamente, lo que significa que se trata de un plato artesanal. A nivel nutricional, el pimiento es una hortaliza idónea para las dietas bajas en calorías, ya que tiene un alto contenido de agua y fibra.

Y en cuanto a vitaminas se refiere, no todo el mundo sabe que el pimiento rojo tiene más vitamina C incluso que la naranja, especialmente si se consume crudo. Pero también asado el pimiento continúa conservando una cantidad importante de vitaminas C y E, también provitamina A, lo que le convierte en un alimento con gran poder antioxidante.

Además de su extraordinario sabor, el pimiento rojo aporta a nuestra dieta un efecto preventivo de enfermedades degenerativas y cancerosas. También tiene la capacidad de reducir el colesterol “malo” en sangre, y de controlar los niveles de glucemia de las personas diabéticas.

Otra propiedad de los pimientos es su efecto diurético, una razón más para incluirlos en las dietas bajas en calorías o cuando se quiere perder peso. Las propiedades diuréticas del pimiento también son una ayuda en caso de sufrir gota o hipertensión arterial, ya que es rico en potasio y bajo en sodio.

Por si fuera poco lo ya comentado, los pimientos asados contienen otros minerales tan importantes como fósforo, magnesio y calcio. ¿Qué más se puede pedir a un alimento tan saludable y completo, que además ofrece un sabor sorprendente?

 

Los pimientos confitados La Tejea: marca la diferencia en tus ensaladas.

Como ya hemos comentado, estos pimientos asados confitados que te proponemos en Mundisa serán un acompañamiento perfecto en infinidad de platos, dándoles un auténtico “broche” que marcará la diferencia. Y es que a veces los pequeños detalles son los que transforman las cosas, especialmente en gastronomía.

Los pimientos confitados La Tejea, además de enriquecer tus platos de carne (también de caza) y pescados, también se pueden emplear en tortillas y postres. Sí, con arroz con leche o con nata tienen un efecto sorprendente. No hay que olvidar que tienen un toque dulce que les aporta esa versatilidad para combinar con platos tan dispares. Pero vamos a centrarnos en las ensaladas, que por ser un plato muy saludable y de fácil preparación están muy presentes en nuestros menús.

Si hay dos alimentos que son compañeros inseparables porque combinan a la perfección, son los pimientos confitados y la ventresca de atún. En Mundisa te hacemos un par de sugerencias para preparar tus ensaladas con los pimientos confitados La Tejea como protagonistas.

Por ejemplo, ensalada de pimientos confitados con ventresca de atún y cebolleta. La preparación de una ensalada para 4 comensales requerirá unos 300 gr de pimientos confitados La Tejea,  300 gr de ventresca, 1 cebolleta, 3 dientes de ajo, 1 cucharada de perejil picado, 200 ml de aceite de oliva virgen extra, vinagre balsámico y sal al gusto.

Después  de escurrir los pimientos confitados del exceso de líquido, cortaremos la cebolleta en juliana (previamente remojada en agua para eliminar el picor) y cortaremos los ajos en láminas. Dorar  ligeramente el ajo en una sartén a fuego suave y retirar.

A continuación repartiremos los pimientos confitados en la sartén y freiremos a fuego medio durante unos 10 minutos por cada lado. Después de retirar y reservar, en un plato colocaremos dos terceras partes de los pimientos y otras dos terceras partes de la ventresca troceada con la cebolleta. Decorar con un poco de perejil picado.

También se puede preparar la ensalada sin freír los pimientos confitados ni el ajo, y consumir los pimientos tal cual, los pimientos confitados La Tejea no llevan conservantes ni colorantes. Son unos fantásticos acompañantes de las mejores ensaladas, que quedarán transformadas por el toque incomparable de estas “joyas” de color rojo: los pimientos confitados en almíbar.

 

Entradas Recientes